#Efemérides 16.05.20

#Efemérides 16.05.20

Día mundial del whisky

El tercer sábado del mes de mayo se dedica a esta popular bebida
Este año, por culpa del coronavirus, no se realizará ningun evento especial pero tu si puedes celebrarlo en casa.

El Día Mundial del Whisky fue fundado en 2012 por Blair Bowman mientras estudiaba en la universidad de Edimburgo, Escocia. Bowman es un consultor de whisky muy solicitado, autor de la Guía de Bolsillo del Whisky, y organizador de experiencias de cata de whisky multisensoriales alrededor del mundo.

Y si bien queda claro que esta vez no habrá festejos masivos en las calles,  la idea es alentar a los consumidores a beber whisky en su día, y participar de los eventos registrados oficialmente en el sitio web del Día Mundial del Whisky, a través de las redes sociales, utilizando la etiqueta #worldwhiskyday.

Los amantes del whisky saben de disfrutar momentos en casa, ya que es una bebida que tiene una gran ventaja sobre las demás, y es que se puede beber en soledad, sin necesidad de estar en compañía. Tampoco hace falta terminarse la botella cuando se abre, justamente porque se trata de una bebida espirituosa, y su alto contenido alcohólico (alrededor de 40 grados) la protege de la oxidación. Así, una botella de whisky, parada y bien tapada, sin que le de el sol de lleno, puede mantener sus atributos por décadas.

Día de la mimosa

Te decimos dónde surge y cómo se prepara esta bebida tradicional de los domingos, especialmente de la hora del brunch.

Así nació esta bebida de domingo
La mimosa se creó a inicios de la década de los 20: el Buck’s Bar de Londres fue el primero en servirla y, más tarde, el bar del Ritz de París. Ambas recetas llevan jugo de naranja recién exprimido y vino espumoso (champagne preferentemente). La proporción más popular presenta ambos líquidos en partes iguales.

De acuerdo con Peter Field, quien compiló en 2003 todos los cocteles creados en el hotel Ritz mediante una reseña histórica, la bebida fue incluida por primera vez en el recetario de Frank Meier (bartender leyenda del hotel) en 1933. Su nombre hace alusión al color de las flores de mimosa, populares en el sur de Francia. Con todo, la costumbre de combinar vinos rosados y espumosos con jugos de fruta ha existido en la Côte d’Azur desde el siglo XIX.

La fama y la trayectoria que hoy engrandecen a esta bebida pertenecen a los embajadores estadounidenses e ingleses, así como a la familia real británica. En su descripción, Field detalla lo siguiente: «la mimosa debe ser preparada al momento, sólo con jugo de naranjas recién exprimidas y sin hielo. Primero se sirve el champagne y, al final, el jugo, sin revolver el cóctel, ya que añadir licores como Grand Marnier o incluso bitters de cítricos altera la sencillez de su composición original».

Deja un comentario