Baobab, el superalimento de África

Baobab, el superalimento de África

El fruto del ‘árbol de la vida’ aporta energía, nutrientes y antioxidantes

En estos últimos años, han surgido una gran variedad de superalimentos. Lo nuevo es el baobab. Y no porque haya aparecido hace poco, ya que se viene consumiendo desde hace mucho tiempo, sino porque ahora está en boca de todos. Así paso con el teff, la quinoa, la chía, el kale o la leche de camella, aquí puedes leer el artículo sobre este superalimento africano.

El baobab, conocido con el “árbol de la vida”, vive entre 800 y 1.000 años. Sus frutos son muy nutritivos debido a su aporte de energía, nutrientes y antioxidantes. Si han leído El Principito, recordarán este árbol. Procede de África y se encuentra en las zonas más secas. En Senegal, este fruto es sagrado.
[Baobab, el árbol sagrado africano]
Baobab, el árbol sagrado africano

Su aspecto es similar al del coco, suele pesar entre un kilo y medio y tiene un sabor agridulce. Se consume solo su pulpa porque tiene propiedades para mantener en forma los huesos, la sangre, la piel y el corazón. Pero hay más, ya que este fruto contiene una buena fuente de hierro, ideal para los casos de anemia y también para cuando necesitamos una dosis de energía.

Su elevada concentración en potasio ayuda a regular la presión arterial y su contenido en calcio y magnesio contribuye a fortalecer los huesos.

Cuarenta gramos de baobab cubren en un 143% la ingesta diaria de vitamina C recomendada y es 100 veces más antioxidante que la naranja.

Actualmente se comercializa en polvo, tras secarse de forma natural, y puede consumirse en batidos, zumos, boles de frutas, ensaladas, postres o con un vaso de agua para el aporte de nutrientes. Si hacemos barritas de cereales en casa, se le puede añadir una cucharada de este superalimento.

 

Fuente: The Gourmet Journal

Deja un comentario